Autónomos y la cotización por ingresos reales

By 9 septiembre, 2019Actualidad, Artículos
Autónomos-y-la-cotización-por-ingresos-reales

Lograr la cotización por ingresos reales es una medida que el colectivo autónomo ha demandado con insistencia pero que aún no ha sido aprobada, siendo uno de los principales debates en la reforma del régimen de los autónomos.
Si bien es cierto que los autónomos gozan de cierta libertad de cotización dentro de los límites mínimos y máximos, para algunos incluso la base mínima supera sus ingresos.
Los autónomos pueden elegir una base que va desde los 944,40 hasta los 4.070,10 euros mensuales, las cuales se ajustan por lo general cada año, con algunas limitaciones a partir de los 47 años.
Dependiendo de la base elegida se pagará una cuota mayor o menor a la Seguridad Social, sin embargo la mayoría suele cotizar por la base mínima. Cabe decir que en algunos casos esta no se corresponde con la facturación real del autónomo, pudiendo estar por encima o por debajo.
Las razones por las que la base mínima es la más cotizada son diversas, entre ellas el bajo rendimiento que no permite destinar más recursos al pago de la cotización, y la necesidad de disponer de más dinero para las operaciones del negocio.
También está el caso de los autónomos que comienzan con cotizaciones bajas y al cabo del tiempo la elevan, conforme se va acercando la jubilación.
El cambio a la cotización por ingresos reales supondría que el autónomo debería pagar en función del rendimiento de sus actividades, y no por la base que haya elegido. Esto puede beneficiar a quienes obtienen bajos rendimientos.

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) y la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) presentaron una propuesta de un mecanismo basado principalmente en cinco tramos, dentro de los cuales se ubicarían todos los trabajadores por cuenta propia, y en función de estos tramos deberían cotizar.
Para que la medida se materialice debe contar primero con el consenso de las fuerzas políticas, los representantes gubernamentales y por supuesto de las propias asociaciones de autónomos.
La cotización por ingresos reales beneficiaría a los autónomos cuya base supera sus ingresos, como aquellos que están iniciando su actividad, los cuales podrían contar con la opción de mantener una cotización reducida por un tiempo; aquellos autónomos que no se dedican exclusivamente a una actividad independiente, sino que la utilizan para generar ingresos extras, y aquellos que están atravesando una crisis, pero que esperan poder superarla en un futuro.
La idea es proporcionarles un beneficio para que no abandonen su actividad por el hecho de tener que pagar más en cotizaciones de lo que generan con su negocio.
Ahora bien, con esta medida podrían salir perjudicados aquellos autónomos que generan ingresos suficientes para pagar una cotización más alta pero que deciden no hacerlo por diferentes razones.
El otro grupo de trabajadores autónomos a los que con la cotización por ingresos reales no les iría muy bien son los que generan ingresos por encima de la base máxima, quienes se verían en la obligación de pagar aún más cotización.

Metasa2

Autónomos y la cotización por ingresos reales
5 (100%) 1 vote

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies