Los timos y estafas más frecuentes que puedes sufrir como conductor a través de Internet

By 25 noviembre, 2019Artículos
Los timos y estafas más frecuentes que puedes sufrir como conductor a través de Internet

Las estafas relacionadas con los coches no son algo nuevo, sin embargo, en los últimos años han ido aumentando, razón por la cual las autoridades informan constantemente sobre los riesgos a los que pueden estar expuestos los conductores o dueños de vehículos, incluso por internet.

Para nadie es un secreto que la tecnología ha cambiado la forma en que se busca información sobre bienes y servicios, así como su adquisición. Hoy en día es muy común que prácticamente todo se busque en internet, especialmente ofertas de segunda mano.

En el caso de los coches es necesario tener mucho cuidado, sobre todo con llamativas gangas. Vale decir que pocas veces son lo que parecen ser, por lo que conviene revisar con atención el precio del mercado del modelo que se ofrece y evaluar la diferencia entre ambas, ya que por más que un coche sea de segunda mano no es lógico que el precio sea exageradamente menor.

Muchos anuncios de este tipo omiten información importante sobre las reparaciones y fallos estructurales del vehículo, por lo que conviene revisarlo con la asistencia de un mecánico de confianza.

En este sentido la DGT y la Confederación Española de Talleres de Reparación de Automóviles y Afines se encuentran trabajando en conjunto para el desarrollo de una plataforma en la que todas las reparaciones hechas a los vehículos se suban a una base de datos que pueda ser consultada por el público interesado en comprarlo y de esta forma evitar estafas.

Otra de las situaciones con las que hay tener mucha precaución es cuando una empresa solicita dinero por adelantado para importar coches desde el extranjero. Antes de hacer cualquier negociación es mejor tomarse todo el tiempo necesario para comprobar los documentos de la empresa, reputación y las condiciones del contrato. Muchos son los casos de personas que han sido estafadas de este modo quedándose sin dinero y sin coche.

Correos masivos maliciosos

Una de las prácticas comunes realizadas por los cyber estafadores es la conocida como Phishing, ésta consiste en el envío masivo de correos de supuestos organismos oficiales pero que en realidad son virus que obtienen contraseñas y nombres de usuario o cuentas bancarias. Así, el estafador logra tener acceso a toda la información y puede robar a su víctima.

Hace algún tiempo, este método de estafa se ha estado realizando a través de correos en los que supuestamente la victima ha sido registrada por un radar. Para ver la fotografía, hay que descargarla en el ordenador. Es importante tener en cuenta que la DGT no utiliza este medio para notificar una denuncia por un radar.

Multas fantasmas

Los correos donde se notifica haber recibido una sanción de tráfico, es otra estafa común por internet. En este caso no se descarga ningún archivo, sino que se indica un número de cuenta bancaria para efectuar el pago correspondiente a la multa. Lo mejor en este caso, es consultar directamente con la DGT y comprobar si se tiene o no la mencionada multa.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies